14 julio 2009

La revolución


Dejé de hablar de amor después de conocerlo. No hay necesidad de búsqueda tras desentrañar el misterio. Dejé de hablar de amor y ya creí que no podía hablar de nada más.
Creí morir cuando dejé de ser un niño. Como si la vida no tuviera más sentido perdida la inocencia. Creí que en su pureza se escondía el secreto de todas las cosas y que por ser un adulto ya no merecía malgastar mi ilusión en descubrirlo.
También creí que el mundo estaba hecho de grandes obras y que yo, antes destinado a escribir con las mías muchas páginas, no sería capaz de completar ninguna. En eso no me equivocaba. No tendré ninguna gran obra. Por suerte, este tiempo no lo exige.
Darme cuenta de que no soy un genio me dejó mudo. Al fin y al cabo, mis palabras ya han sido mil veces dichas, y mis ojos jamás descubrirán nuevos mundos. Y eso, que durante tiempo me corroyó el alma, hoy me alivia. Me alegra saber que lo único que puedo ver es lo que transcurre ante mis ojos. Ya no cometeré el error de considerarlo poco.
Tomando la idea de Lefebvre, están equivocados aquéllos que piensan que en la vida los momentos creativos constituyen las montañas y la vida cotidiana corresponde al llano. Al contrario, se ha de ver la vida cotidiana como un suelo fértil en el que crezcan las ideas y la acción del día a día configure un paisaje completo y hermoso.
Y para vivir no esperaré a que llegue la revolución. He tenido la fortuna de vivir en el tiempo en el que hacer la revolución está en mis manos.

11 Comments:

Blogger Rouge said...

Uno mismo puede empezar su propia revolución y cambiar su mundo :)

14 julio, 2009 15:06  
Blogger Scarlett said...

Dónde se esconde, señor gato?

15 octubre, 2009 08:17  
Blogger El delineante de cumulonimbos enterrados said...

Todos los tiempos son de revolución, aunque sea dentro de nosotros.
"Todo mi esqueleto cabe en una caja de cartón.", aún me sigue dejando absorto esa frase.

Saludos subterráneos.

16 octubre, 2009 20:59  
Blogger Pablo Kaliman said...

Es este alivio de saber que aún es posible lo posible.

08 diciembre, 2009 04:03  
Blogger muñeqqitha zintethika said...

zomoz dueñoz de nuestro propio deztino...
es aii donde podemoz marcar la diferenciiaa...
es aii donde creamozz nuestra revolñucioon!

11 enero, 2010 02:46  
Blogger Joseevi. said...

''A cambio de mi vida sólo quiero unos lápices de colores. Algo con lo que pueda colorear este mundo demasiado lleno de color.''
Mucho...

21 marzo, 2010 23:47  
Anonymous Anónimo said...

Y si mirases atrás, en el espejo verías reflejado mi rostro. Y sabrías que, aunque el cristal estuviera roto por los dardos de tiempo, el polvo ha hecho que nos reencontremos.

M.

27 agosto, 2010 15:46  
Blogger Enric Draven said...

Siempre hay que ser creativo, tanto en el llano, como cuesta arriba, verdad? animos con las cuestas!

enric

27 junio, 2011 22:29  
Blogger Asereth Vamp said...

La revolución está en nuestras mentes, tan sólo debemos ponerla en marcha.

Me encanta -desde la e a la a- como escribes y, si me permites, te voy a seguir con todo el gusto.

Un saludo de Vamp.

26 septiembre, 2011 08:54  
Anonymous myowndisaster said...

que texto tan precioso...llego tarde pero si algún día lees esto quiero que sepas que algún día te citaré en mi blog.

un saludo

17 enero, 2012 15:56  
Anonymous Anónimo said...

Las grandes obras no son sobre números, ranking, o cantidad de palabras. Las grandes obras transforman a la gente, hoy cambiaste mi vida, donde quiera que estés gracias.

Es bueno encontrar para bien o para mal alguien inspiración para enamorarnos, de la vida misma, aunque sabemos que nos dejará.

09 septiembre, 2014 06:30  

Publicar un comentario

<< Home